Compartir:

El uso que debería dársele al dinero ahorrado para las pensiones, ante la actual situación económica que atraviesa el país, enfrenta, mediante propuesta; a los diputados y a las administradoras de los fondos. Los primeros buscan que se le entregue el 30 % de lo acumulado a los cotizantes y las segundas plantean una exoneración temporal de los aportes.

Al cierre del pasado febrero, último boletín estadístico de la Superintendencia de Pensiones (Sipen); el patrimonio de los fondos de retiro de los trabajadores alcanzó la cifra de RD$726,017.9 millones, monto perteneciente a 4,178,809 afiliados.

De dicho monto, RD$571,032.1 millones pertenecen a la cuenta de capitalización individual de los 3,943,653 afiliados que registran las siete administradoras de fondos de pensiones (AFP); equivalente al 78.7 % del total del patrimonio de los fondos de jubilación.

El pasado mes, el sistema registró 1,903,195 millones de cotizantes; de los cuales el 92.4 % reportó a una de las siete AFP, equivalente a 1,759,101 aportantes.

El economista y experto en seguridad social, Arismendi Díaz Santana, valora como positiva la propuesta de las AFP; al asegurar que la misma aliviaría la situación de millones de trabajadores asalariados, oponiéndose a la oferta hecha por los legisladores.

“De ser aceptada y aplicada esta medida, eliminaría provisionalmente el pago del 9.7 % del salario cotizable que corresponde a pensiones; reduciendo el estrés económico actual de los trabajadores y sus empleadores, en este momento en que la gran mayoría de las empresas han paralizado sus operaciones o las han reducido de manera significativa”, explicó Díaz.

De acuerdo a las estadísticas de la Sipen del pasado febrero, de los 4.1 millones de afiliados con que cuenta el sistema; 3.9 millones pertenecen a una de las AFP, equivalente al 94.4 %.

El economista advirtió que de aprobarse la propuesta de los diputados, “el país estaría expuesto a un tsunami previsional con un doble daño irreversible: reduciría el poder adquisitivo de los fondos y de la población en general y reduciría aún más las pensiones futuras”.

“El resultado sería una inflación galopante y una especulación sin precedentes que reduciría, de manera significativa; el poder adquisitivo de ese patrimonio, forjado mes tras mes con tanto esfuerzo durante 17 años”, añadió.

Fuente: Diario Libre


Compartir: