Compartir:

El ministro de Salud Pública, Rafael Sánchez Cárdenas; advirtió este lunes que la reapertura de la economía dominicana constituirá un gran reto sanitario para toda la población; de cuyo comportamiento dependerá el que surjan o no emergencias de brotes del nuevo coronavirus.

Luego del cierre de la actividad comercial a mediados de marzo pasado, como medida de contención a la propagación del virus; el Gobierno estudia la posibilidad de una reapertura en momentos en que si bien las cantidad de contagiados sigue en aumento en el país; se evidencia una reducción en las tasas de letalidad y de positividad de la COVID-19.

Al día de hoy, cuando el país registra un total de 10,634 contagiados y 393 fallecidos, la positividad de la enfermedad se situó en un 22.04 %; mientras la letalidad, que llegó a colocarse en el mes de marzo en hasta un 6 %, bajó a 3.70 %.

Mantener esa tendencia, de acuerdo con el ministro, dependerá del comportamiento de la población cuando se haga la reapertura; de la que dijo, deber hacerse de forma lenta, progresiva, por sectores y vigilada.

“Será (la reapertura) un serio desafío para la parte sanitaria y para toda la población en general. La coresponsabilidad ciudadana es fundamental para este proceso epidémico… llevar medidas de higiene; uso de mascarilla y evitar lo más que se pueda el contacto físico son medidas de auto defensa que cada ciudadano debe llevar a cabo para su propia salud y la salud de los demás”, advierte.

Sánchez Cárdenas entiende que la combinación de la posible apertura que se vaya a producir tiene que estar acompañada de la toma de conciencia de la ciudadanía para evitar la emergencia de nuevos focos de contagios.

El próximo domingo 17 de mayo termina el estado de emergencia decretado por el Poder Ejecutivo para el manejo de la epidemia en el país; por lo que el ministro infirmó que dará su recomendación de forma directa a la comisión de alto nivel que traza las políticas de mitigación del nuevo coronavirus sobre la necesidad o no de pedir una nueva prórroga.

“El estado de emergencia es una posición que llevaremos a la comisión presidencial; y haremos nuestras recomendaciones dentro de la comisión que luego deberá informarla con la anuencia del Presidente. Estamos claros, y creo es un consenso… que la reapertura de la sociedad ante esta situación epidémica será lenta; progresiva y por sectores que se irán consensuando dentro de la comisión para ver cómo se va produciendo esa apertura de manera lenta y vigilada”, comentó.


Compartir: