Compartir:

SANTO DOMINGO.- El Partido Reformista Social Cristiano (PRSC) pidió al Gobierno aplicar un plan de ahorro y austeridad para enfrentar la crisis del coronavirus; que sigue creciendo y creando estragos en la República Dominicana.

El presidente del PRSC, Quique Antún, entiende que ese plan de ahorro debe comenzar aplicarse cuantos antes en todos los estamentos de la administración pública; con algunas excepciones, como el Ministerio de Salud Pública, las Fuerzas Armadas, Policía Nacional y otras instituciones que trabajan en el combate de la terrible epidemia.

Sostuvo que ese plan de austeridad debe iniciar con la suspensión del consumo de combustible a todos los funcionarios de los diferentes ministerios; direcciones generales, instituciones descentralizadas y otras, con excepción de las ya citadas.

Afirmó que solo con la eliminación de los combustibles, el gobierno se ahorraría cientos de millones de pesos que se necesitan en los actuales momentos de crisis que vive el país.

También planteó que se elimine de inmediato el Fondo de Gestión Social de los Legisladores, conocidos como “cofrecito” y “barrilito”, en el que la Cámara de Diputados y el Senado de la República manejan miles de millones de pesos.

Asimismo, dijo que deben ser eliminados los gastos de representación y las tarjetas corporativas que utilizan muchos funcionarios para actividades triviales, los cuales son asumidos por las instituciones gubernamentales que estos representan, “lo que es inaceptable en medio de esta situación de emergencia”.

Quique Antún manifestó, además; que otros gastos superfluos para beneficiar a funcionarios y familiares; que igualmente se convierten en una carga pesada para el Estado, son las contrataciones de seguros médicos con planes de lujos, que incluyen cobertura internacional.

“En medio de esta crisis, también deberían eliminarse los servicios de teléfonos celulares, de los que muchos funcionarios del gobierno abusan; porque llegan al descaro de asignarles estos aparatos a familiares y amigos que no prestan ningún servicio al Estado”, apuntó.

En ese sentido, el líder reformista explicó que por ese servicio de telefonía móvil el gobierno paga mensualmente millones de pesos; lo que entiende que en estos momentos de crisis por la pandemia, con tantos dominicanos pasando necesidades; “debe reducirse entre un 25 y un 50%, lo que representaría un buen ahorro”.

Insistió que todos esos gastos innecesarios del Gobierno tienen que eliminarse y otros reducirse significativamente para poder enfrentar con éxito esta grave crisis que afecta al país por el Covid-19.

“Y ni hablar de las dietas o viáticos en instituciones gubernamentales, las que tienen que ser suspendidas de inmediato; con excepción -como hemos señalado- de la Policía, las Fuerzas Armadas; médicos y otro personal que esté participando de manera activa en la lucha contra esta enfermedad”, expresó.

Dijo que esos recursos que se ahorrará el gobierno pueden ser utilizados para la compra de equipos médicos que se necesitan para atender a pacientes del coronavirus; igual para protección del personal médico y paramédico.


Compartir: