Al PRM le tomó solo seis años llegar al poder. (ARCHIVO)
Compartir:

Al Partido Revolucionario Moderno (PRM) solo le tomó seis años llegar al poder; y dentro de ello la experiencia de un proceso electoral con apenas dos años de formación en el 2016.

En poco tiempo ha sido una organización exitosa, tomando en cuenta que proviene de una división; y que se formó sobre la plataforma de un partido minoritario con las debilidades estructurales propias de ese tipo de organización.

Ahora que asumirá el control del Poder Ejecutivo, tendrá mayoría en el Congreso Nacional y la tiene en los ayuntamientos; su gran reto es de no descuidar la estructura política que lo vinculó a la sociedad.

Se visualiza que los principales ejecutivos estarán ocupados en las labores de gobierno, congreso y ayuntamientos; pues el presidente del PRM, José Ignacio Paliza, será el ministro administrativo de la Presidencia; y la secretaria general, Carolina Mejía, es la alcaldesa del Distrito Nacional.

Roberto Fulcar, primer vicepresidente, será ministro de Educación a partir del 16 de agosto, y se espera que el secretario de organización; Deligne Ascención, sea anunciado en una de las posiciones del próximo gobierno.

Una de las causas que se señalan de la derrota del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) en las elecciones de este año es su desvinculación; primero de partido y luego de la sociedad porque la dirección política dejó de reunirse y de estar en contacto con las bases de las organización política.

Orlando Jorge Mera, delegado político del PRM ante la Junta Central Electoral; opina que ese partido debe verse en el espejo del PLD y tiene una gran oportunidad de apoyar al Gobierno pero sin descuidar los elementos clave de un partido político.

“Debemos trabajar para que los trabajos partidarios no se detengan, estoy promoviendo la idea de que tenemos que trabajar en la escuela de cuadros como la soñó José Francisco Peña Gómez y la tuvimos con doña Ivelisse Prats en la década de los 70 y 80”, expuso.

Argumentó que viendo las experiencias que se han visto ahora, se debe tener una escuela de cuadros en la que se puedan sacar a los delegados del partido para que estén en las juntas municipales y en los colegios electorales.

Aseguró que hay mucha conciencia tanto en el presidente electo como en la dirección del partido en el sentido de que el PRM debe ser cuidado y protegido para mantener el mismo ritmo de trabajo que siempre ha tenido sin perder la humildad.

“El pueblo dominicano nos ha otorgado un mandato sumamente extraordinario, pero al mismo tiempo tenemos que asumirlo con humildad; y en ese sentido apelo a los compañeros y compañeras que van a estar y no estarán en el gobierno a que asuman esto con la humildad que esto significa”, aseveró.

Jorge Mera precisó que la Dirección Ejecutiva, principal órgano del PRM, será más colegiada y operativa en esta etapa.

El expresidente Hipólito Mejía nunca ha estado interesado en asumir posiciones de jerarquía partidaria; y ha dicho que le dedicará más tiempo a su familia. La exvicepresidenta Milagros Ortiz Bosch será responsable de las políticas de combate a la corrupción porque será la directora de Ética del Gobierno.


Compartir: