Compartir:

Más de 50 jugadores de las Grandes Ligas, de los 30 equipos que integran el campeonato, han recaudado casi un millón de dólares para proporcionar cuatro millones de comidas y apoyar la prevención del hambre infantil durante la pandemia del coronavirus.

La iniciativa estaba originalmente programada para lanzar su segunda edición en otoño pero los jugadores Brooks, Wainwright y Gibson vieron la urgencia de proporcionar alimentos a los niños que dependen de comidas gratuitas o de precio reducido en las escuelas, que ahora están cerradas debido a la pandemia.

A corto plazo, los grupos de caridad pudieron recaudar 937.100 dólares.

Wainwright, que fundó Big League Impact en 2013, dijo que los jugadores de las Grandes Ligas sintieron la necesidad de participar de inmediato para ayudar a alimentar a los niños en sus ciudades.


Compartir: