Compartir:

La reina del merengue Milly Quezada ha tenido duras pruebas en los últimos meses.

El fallecimiento de Rafael Quezada, su hermano y fundador de Los Vecinos, la orquesta con la que ella se hizo famosa, fue devastador. Pero hace pocas semanas murió a causa del COVID-19, su cuñado, Fausto Arias, antiguo integrante de la agrupación y el esposo de su hermana, la también cantante Jocelyn.

El confinamiento en su residencia de New Jersey le ha impedido a la cantante darle el abrazo a su hermana por la partida de Fausto. A pesar de eso, confesó que está tranquila y en paz junto a su familia. Así lo reveló a Diario Libre.

“Ha sido una pérdida terrible para nosotros. Pero en general debo decirte que acostumbrarse estar encerrados es muy difícil, porque en mi caso vivía en un aeropuerto. Ver a mis compañeros artistas que se sienten acorralados es terrible. Yo no sabía cuánta falta me iba a hacer las filas para entrar a los aviones y todo lo que genera. En estos últimos 20 años he vivido a la milla”, dijo al añorar las cosas que no puede hacer en estos momentos.

Al hablar de cómo lleva la cuarentena, la artista aseguró que tratar en ocasiones de no mirar las noticias para mantenerse, pero que no ha sido una tarea fácil.

No sentir el calor de la gente en las fiestas que ameniza, las cuales están suspendidas es sin duda un duro golpe para los artistas.

“El aplauso y el calor de la gente es como nuestra vitamina. Aún con los medios digitales que tenemos, en el que muchos nos mantenemos en conexión eso hace falta. Hasta hace poco no sabía moverme mucho en las redes por el deseo de los fanáticos de tener un acercamiento, se me hacía incómodo, pero estamos avanzando”, indicó.

Aunque no se sabe con certeza el nuevo esquema que tendrá la industria del entretenimiento cuando el COVID-19 sea controlado, Milly Quezada está consciente de ello y pendiente de lo que pueda venir.

Reflexión

“Todos los días yo tengo una nueva reflexión sobre lo que está sucediendo con esta pandemia. Vi un especial que hizo Alicia Ortega en el Informe en el que mostró cómo los pacientes libran la batalla por su vida….esa entrega me motivó a escribir una canción. Me quedo en asombro total, porque a todos esto el COVID-19 nos ha brindado la oportunidad de sacar lo mejor y lo peor del ser humano. La pandemia ha provocado estragos en mucha gente, otros han podido sobrevivir. En el caso de mi hermana Jocelyn ahora tiene que empezar a caminar sin su compañero, sin el pastor de su iglesia…para la mí la reflexión es la gracia del Dios. Cada día trae su lección para ver de qué manera nos levantamos o nos caemos”, expresó la popular artista.

Aconsejó a la gente a pensar, a rebuscarse. “Esa es la prueba, entender de que Dios siempre nos ha llamado de la manera victoriosa para salir adelante y para tener conciencia. Hay que buscar lo mejor de adentro”, dijo.

En febrero de este año, la artista estrenó la bacahta “Tu mundo cambió”, cuya promoción sustenta en un videoclip filmado en Jarabacoa.

Fuente Diario Libre


Compartir: