Imagen de un test rápido de COVID-19. (FUENTE EXTERNA )
Compartir:

El ministro de Salud Pública, Rafael Sánchez Cárdenas, informó este domingo que han realizado 9,275 pruebas de reacción en cadena de la polimerasa (PCR) para la detección del COVID-19 y alrededor de 5,000 test rápido

Destacó que están a la espera de otras más; que mediante los operativos de las Fuerzas Armadas elevarían a más del doble las tomadas hasta el día de hoy.

Advirtió que, en estos momentos de emergencia nacional; no habrá circulación de pruebas rápidas sino está bajo el control del Ministerio de Salud Pública y de la Dirección de Epidemiología.

“Aquellos hospitales y clínicas que reciban estas muestras serán y deberán reportar los resultados que implica al igual que un PCR; el nombre del paciente, la dirección, su cédula, la edad, el sexo y la posibilidad o negatividad y si tiene sintomatología. Esa información es lo que nos provee a nosotros los datos importantes para dar el seguimiento epidemiológico del COVID-19 en el país”, detalló.

El ministro de Salud aclaró que las pruebas rápidas son instrumentos de la Dirección Nacional de Epidemiología; destacando que realizarse la misma; cuyo resultado no entre en el Sistema Nacional de Vigilancia, no tiene “ningún sentido”.

“Estas pruebas son útiles si son bien usadas y bien dirigidas con fines de obtener la información. Debo decir también y ratificar que el diagnóstico de COVID-19 con una radiografía y la sintomatología la pueden hacer también los clínicos y ser tratados debidamente”, explicó.

Sánchez Cárdenas dijo, además, que a partir de esta semana entrará en funcionamiento el Cova 6800; un equipo con una capacidad de 192 pruebas cada tres horas; que cuadruplicaría el número de pruebas PCR que el país puede realizar.

“El número de pruebas rápidas esperamos en los próximos diez días debe elevarse y esto nos va acercar junto a las que tenemos aproximadamente 100 mil o más pruebas; que serían un indicador mucho mayor estadístico para medir la evolución de la epidemia en el país”, señaló.


Compartir: