Compartir:

El ministro de Salud Pública, Rafael Sánchez Cárdenas, informó este martes que en ocho o nueve días se va a determinar qué tan dañina o no fue la aglomeración de los puertoplateños que acudieron a recibir al peregrino Migdomio Adames; quien llegó a lugar con el mensaje de que al siguiente día se iba a acabar el coronavirus.

Tal acción provocó un dolor de cabeza a las autoridades y el ministro Sánchez Cárdenas suspendió las habituales ruedas de prensa en la sede del Ministerio; en Santo Domingo, para trasladarse a Puerto Plata a coordinar las medidas de contención antes que resurjan un brote del COVID-19 en el municipio San Felipe, donde se reunió la masa.

“A partir de la próxima semana, estaremos las aplicaciones con fines de determinar; y ya lo estaremos viendo en los boletines; la positividad o negatividad de pacientes que se van a ir registrado luego de evento del pasado domingo”; sostuvo el ministro en declaraciones a los medios en la dirección de Salud de esa provincia.

Como el periodo de incubación del virus es de 14 días, las autoridades cercaron la provincia; establecieron control en la entrada y salida del municipio cabecera y se procedió a identificar a los casos positivos y sospechosos para separarlos en los municipios de Cabarete; Villa Montellano, donde hay dos centros de aislamientos con capacidad de 102 y 72 camas, respectivamente.

A la letal caminata acudieron personas positivos a buscar cura; incluso, algunos viajaron desde Santiago, según indicó el ministro. El boletín #40 de Salud Pública no registró ningún caso en Puerto Plata. En total, acumula 13 fallecidos con 198 casos confirmados.

Decenas de personas dejaron su responsabilidad de mantener el aislamiento para ir a recibir en el malecón de Puerto Plata a Migdomio Adames; luego de recorrer con una cruz casi 200 kilómetros desde Villa Altagracia.


Compartir: