Rafael Sánchez Cárdenas, ministro de Salud Pública.
Compartir:

Sin restricción de la circulación total durante el día, así sea por una semana, República Dominicano no podrá tener resultados favores ni a corto ni mediano plazo; en su lucha contra la COVID-19; estimó hoy el ministro de Salud Pública, Rafael Sánchez Cárdenas; quien pidió al presidente Danilo Median extremar las medidas de distanciamiento, más allá del toque de queda establecido a partir de las 5:00 de la tarde.

En el tono enérgico que le caracteriza en algunas de sus exposiciones; el funcionario indicó que, sin una política de distanciamiento social más agresiva; las predicciones sobre el pico de la curva de contagios “se vuelven agua” y que el país podría estar viendo la tendencia ascendente de los casos todavía en el mes de junio.

“Mi opinión técnica es que depende del distanciamiento social (el periodo del pico); pero con lo que se ve en la calle es imposible hacer predicción… si no hay un endurecimiento, pueden seguir empujando los casos y mantener la curva ascendente”, indicó.

Sánchez Cárdenas consideró que si bien el toque de queda funciona en las noches; sirve de poco si la gente vuelve a juntar durante el día como lo está apreciando a diario.

Llamó a la Comisión de Alto Nivel creada por el Poder Ejecutivo para dar seguimiento a la situación del coronavirus en el país y al propio presidente de la República; a que restringa la circulación ciudadana durante el día; al menos en las cinco o siete provincias donde existe circulación comunitaria del virus; y que la medida sea anunciada con tiempo a la población para que las personas puedan proveerse de los alimentos necesarias para un confinamiento total en sus hogares de, al menos, una semana.

También hizo el llamado a la ciudadanía para que aumente las medidas de distanciamiento social y de higiene en sus hogares.


Compartir: