Cómo prevenir el cáncer de seno

Compartir:

MIAMI.- El antiguo dicho “más vale prevenir que lamentar” tiene mucha verdad cuando se trata de muchas condiciones de salud, incluyendo el cáncer de seno. Cuando se trata de prevenir el cáncer de seno, la concientización y la vida saludable deben estar primero en su lista.

“Mientras que el envejecimiento es uno de los factores de riesgo principales para el cáncer de seno, hay una multitud de factores de riesgo que podemos combatir”, afirmó Jane Méndez, jefa de cirugía del seno en Miami Cancer Institute.

Las investigaciones por la American Cancer Society (ACS) demuestran que alrededor de un 42 por ciento de los casos de cáncer y un 45 por ciento de las muertes de cáncer en los Estados Unidos están vinculadas con factores de riesgo que pueden ser modificados, haciéndolas prevenible. Al igual que con otros tipos de cáncer, la prevención del cáncer de seno tiene mucho que ver con mantener un estilo de vida saludable.

Adoptar hábitos saludables específicos puede extender la expectativa de vida de un hombre por hasta 14 años y puede añadir un promedio de 12 años a la vida de una mujer, según un estudio publicado a principios de este año por la American Heart Association (AHA) en su revista Circulation.

Esto incluye:

Consumir una dieta saludable
Hacer ejercicios regularmente
No fumar
Mantener un peso saludable
Limitar el alcohol
Además de seguir estos hábitos saludables, los médicos recomiendan otras medidas preventivas para ayudar a reducir el riesgo para el cáncer de seno.

Mamografías anuales comenzando a los 40 años

A pesar de la controversia en años recientes acerca de la edad en la cual se deben comenzar las pruebas de detección para el cáncer de seno, Baptist Health South Florida, junto con la U.S. Preventive Services Task Force (USPSTF) y el American College of Radiology (ACR), continúan apoyando las mamografías anuales para las mujeres con riesgo promedio, comenzando a la edad de 40 años.

Uno de cada seis cánceres de seno ocurre en mujeres entre las edades de 40 a 49 años, según la ACS. Las mamografías salvan la vida de todo tipo de mujeres, y específicamente de mujeres entre los 40 y los 45 años. Cuando el cáncer de seno se detecta temprano y en una etapa localizada, la tasa de supervivencia de 5 años es de casi 100 por ciento, según la National Breast Cancer Foundation.

“Aunque cada persona tiene sus propios factores de riesgo y sus antecedentes familiares, a mí me gusta educar a las pacientes para que empiecen a hacerse sus mamografías a los 40 años y luego anualmente”, dijo la Dra. Méndez. “Y no hay límite para hacerse su última mamografía, siempre y cuando ella esté en buen estado de salud y pueda someterse al tratamiento si se le detectara algo. No hay límite de edad para las mamografías”.


Compartir: