Compartir:

La Procuraduría General de la República (PGR) informó este domingo que el Ministerio de Salud Pública intervino la Penitenciaría Nacional de La Victoria; dentro de las labores que llevan a cabo para la prevención y detección de casos de coronavirus (COVID-19) en ese recinto.

El personal del Ministerio de Salud Pública estará realizando en las primeras jornadas de trabajo pruebas a más de mil internos y, posteriormente; implementarán un sistema de pruebas periódicas con médicos fijos para darle seguimiento a esos casos.

Para tales fines, se ha establecido un esquema de trabajo preventivo en el que todo aquel que presente síntomas sea colocado inmediatamente en un área de observación y se le haga la evaluación y pruebas correspondientes, procediéndose en caso de que las mismas den positivo con el traslado del interno a uno de los 10 centros regionales destinados por la Procuraduría General y el Ministerio de Salud para la atención y aislamiento de privados de libertad con COVID-19.

Hasta el momento, lamentablemente, dos internos han fallecido en el penal de La Victoria, presumiblemente afectados por COVID-19; en tanto que uno de los internos a los que se les aplicó ayer sábado la prueba y que dio positivo; fue aislado, y otros ocho se encuentran en observación, también en aislamiento.

Mientras, el personal de Salud Pública continúa con las labores de detección y seguimiento a los internos con síntomas propios de la enfermedad.

La Procuraduría y el Ministerio de Salud Pública continúan trabajando para proteger la población penitenciaria nacional; ofreciéndole la atención y el tratamiento requerido en esos casos, principalmente, aquellos más vulnerables; como los de más de 60 años de edad, los afectados por hipertensión arterial, diabetes o enfermedades terminales.

En una labor conjunta, este fin de semana, personal del Ministerio de Salud Pública y de la Dirección General de Prisiones continúan realizando labores de desinfección y la realización de pruebas en el penal de La Victoria.


Compartir: