Compartir:

Santo Domingo, RD.- A pesar de que se anunciaron medidas de seguridad para el uso de las unidades de la Oficina Metropolitana de Servicios de Autobuses (OMSA), en estaciones como la denominada parada de Pintura lucieron abarrotadas.

El distanciamiento físico no se aplicó en las personas que esperaban en esta parada.

Por otro lado, el personal de seguridad del Metro de Santo Domingo sigue un estricto protocolo de desinfección para usuarios del servicio de transporte.

Durante un recorrido realizado por CDN, para observar como se reinserta la población luego de dos meses en cuarentena; se pudo constatar también que la circulación vehicular en la estación de peaje que conduce a la región sur fluye con rapidez; sin embargo comienza a incrementarse la entrada de personas hacia el centro de la ciudad.


Compartir: